Skip to content

Eje intestino – cerebro. La segunda mente.

Captura de pantalla 2023-08-09 a las 10.52.50

En los últimos años, ha surgido un creciente interés en comprender cómo el funcionamiento del cerebro y la salud intestinal están intrínsecamente conectados. El Profesor Peter Holzer, un científico austríaco de fama mundial, ha podido demostrar que existen estrechas conexiones entre nuestro intestino y el cerebro. También demostró que los mensajes que provienen de nuestro intestino pueden ser detectados y tienen un enorme impacto en la salud física y mental.

La investigación científica ha revelado que la microbiota intestinal desempeña un papel crucial en la comunicación entre el intestino y el cerebro. Esta relación ha dado nuevas perspectivas de cómo la salud digestiva puede influir en la función cerebral y emocional.

La investigación ha demostrado que desequilibrios en la microbiota intestinal, conocidos como disbiosis, pueden estar relacionados con una serie de trastornos cerebrales y emocionales como la depresión, la ansiedad e incluso el deterioro cognitivo.

Por lo tanto mantener un equilibrio en la microbiota intestinal es de suma importancia para la salud cerebral. Una dieta rica en fibra y probióticos que puedan favorecer un entorno intestinal saludable puede promover la diversidad microbiana y una función cerebral óptima. También es importante tener una buena calidad del sueño y una buena gestión del estrés para acompañar a la salud intestinal y cerebral.

Por todo lo anterior podemos decir que no es casualidad que llamemos a nuestro intestino ‘’La segunda mente’’ y por tanto debemos darle la importancia y cuidados que merece.

Entradas relacionadas

×