Skip to content

Intolerancia Alimentaria: Causas, Síntomas y Manejo

test-genetico-de-intolerancias-a-la-fructosa-gluten-y-lactosa

La intolerancia alimentaria es una condición común en la que el sistema digestivo de una persona tiene dificultades para procesar ciertos alimentos o componentes alimentarios. A diferencia de las alergias alimentarias no involucran el sistema inmunológico y generalmente no son potencialmente mortales.

Sin embargo, pueden causar síntomas molestos y afectar la calidad de vida de quienes las padecen.

Causas de la intolerancia alimentaria

Deficiencia de enzimas digestivas: Algunas intolerancias alimentarias son el resultado de una deficiencia de enzimas digestivas específicas. Por ejemplo, la intolerancia a la lactosa es causada por una deficiencia de lactasa, la enzima necesaria para descomponer la lactosa, el azúcar presente en los productos lácteos.

Sensibilidad a los aditivos alimentarios: Ciertas personas pueden experimentar intolerancia a ciertos aditivos alimentarios, provocando irritar el sistema digestivo y síntomas gastrointestinales.

Problemas de absorción: En algunas ocasiones, la intolerancia alimentaria puede estar relacionada con problemas de absorción de ciertos nutrientes.

Síntomas de la intolerancia alimentaria

Los síntomas de la intolerancia alimentaria pueden variar según las personas y los alimentos involucrados. ALgunos síntomas comunes incluyen:

  • Malestar gastrointestinal
  • Cambios en los hábitos intestinales
  • Malestar general
  • Dolores de cabeza
  • Problemas en la piel

Es importante tener en cuenta que los síntomas de la intolerancia alimentaria pueden no aparecer de inmediato después de consumir el alimento problemático. En algunos casos, pueden ser acumulativos y manifestarse después de la infestación repetida de ciertos alimentos.

Manejo de su intolerancia alimentaria

El manejo de la intolerancia alimentaria implica identificar y evitar los alimentos o componentes desencadenantes. Aquí te sugerimos algunas estrategias útiles:

  • Mantén un diario alimentario: Lleva un registro detallado de los alimentos que consumes y los síntomas que experimentas. Ayudando a identificar los patrones y determinar qué alimentos podrían estar causando los síntomas.
  • Busca orientación profesional: Consulta a un médico o dietista para obtener un diagnóstico preciso y recibir recomendaciones dietéticas específicas.
  • Experimenta con alternativas: Explora opciones de alimentos alternativos que sean adecuados para tu intolerancia.
  • Lee las etiquetas de los alimentos: Aprende a leer las etiquetas de los alimentos para identificar los ingredientes problemáticos. Algunas intolerancias pueden requerir la eliminación completa de ciertos grupos de alimentos, mientras que otras pueden permitir una ingesta moderada.

Entradas relacionadas

×