Skip to content

Micosis durante el embarazo

Micosis

Las micosis son un tipo de infección fúngica que afecta a la piel, uñas y cabello. Durante el embarazo, las mujeres pueden ser más propensas a desarrollar esta afección debido a cambios hormonales y a un sistema inmunológico debilitado. Es importante saber reconocer los síntomas de las micosis durante el embarazo y tomar medidas para prevenirlas y tratarlas. Hoy en Sieper Pharma, hablamos de la micosis durante el embarazo.

Tipos de micosis que puedes desarrollar durante el embarazo

Una de las micosis más comunes durante el embarazo es la infección por hongos en la piel, también conocida como tiña. Los síntomas de la tiña incluyen picazón, enrojecimiento y descamación en la piel afectada. La tiña puede aparecer en cualquier parte del cuerpo, pero es más común en las axilas, ingles, entre los dedos y en el área del pecho.

Otra micosis común durante el embarazo es la onicomicosis, que es una infección en las uñas. Los síntomas incluyen uñas gruesas, amarillas o marrones y una textura quebradiza. La onicomicosis puede ser especialmente molesta ya que puede causar dolor en los dedos y dificultad para caminar.

La pitiriasis versicolor es otra micosis que puede aparecer durante el embarazo. Se caracteriza por manchas marrones o amarillas en la piel, que suelen aparecer en el cuello, hombros y espalda. Estas manchas pueden desaparecer durante el verano y volver a aparecer en invierno.

Para prevenir las micosis durante el embarazo, es importante mantener una buena higiene personal, evitar el contacto con personas infectadas y usar ropa cómoda y transpirable. También es recomendable evitar el uso excesivo de productos químicos en la piel y el cabello.

En caso de desarrollar una micosis durante el embarazo, es importante consultar con un médico especialista para recibir un diagnóstico y tratamiento adecuado. Los tratamientos para las micosis incluyen cremas y pomadas antifúngicas, así como medicamentos orales. Es importante seguir las instrucciones del médico y completar el tratamiento para evitar recurrencias.

Micosis durante el embarazo: Sigue estas instrucciones

Si desarrollas una micosis durante el embarazo, es importante seguir estas medidas:

  • Consulta con un médico especialista. Así, podrás recibir un diagnóstico y tratamiento adecuado. El médico te recomendará el mejor tratamiento dependiendo de tu estado y del tipo de micosis que tengas.
  • Sigue las instrucciones del médico. Es importante seguir las instrucciones del médico al pie de la letra y completar el tratamiento para evitar recurrencias.
  • Usa productos de limpieza suaves. Es recomendable usar productos de limpieza suaves y evitar el uso excesivo de productos químicos.
  • Usa ropa cómoda y transpirable. Usar ropa cómoda y transpirable para mantener la zona afectada seca y permitir una mejor circulación del aire.
  • Evita las relaciones sexuales. Se aconseja evitar las relaciones sexuales mientras tengas una micosis activa, ya que esto puede empeorar los síntomas y prolongar el tratamiento.
  • Controla tu nivel de azúcar en sangre. Si tienes diabetes es importante controlar tu nivel de azúcar en sangre ya que esto puede favorecer el crecimiento de hongos.
  • Haz cambios en tu dieta. Trata de evitar los alimentos ricos en azúcar y carbohidratos ya que estos pueden favorecer el crecimiento de hongos.
  • Usa productos naturales. Puedes usar productos naturales como el yogur o el ajo para ayudar a controlar la infección. Sin embargo, es importante consultar con tu médico antes de usar cualquier producto natural ya que no todos son seguros durante el embarazo.

La candidiasis vaginal ¿Qué es y cómo prevenirla?

La candidiasis vaginal es una infección fúngica causada por un hongo llamado Candida albicans. Es una de las infecciones vaginales más comunes y afecta a muchas mujeres en algún momento de sus vidas. La candidiasis vaginal puede causar síntomas como picazón, enrojecimiento y dolor en la zona vaginal, así como dolor durante las relaciones sexuales y enrojecimiento de la vulva. También puede ocasionar secreción vaginal blanca y espesa con un olor desagradable.

Hay varios factores que pueden aumentar el riesgo de contraer candidiasis vaginal, tales como:

  • Cambios hormonales. Los cambios hormonales pueden alterar el equilibrio natural de la flora vaginal, lo que puede favorecer el crecimiento excesivo de Candida.
  • Anticonceptivos hormonales. El uso de anticonceptivos hormonales, como los parches, las píldoras anticonceptivas o los dispositivos intrauterinos (DIU), pueden aumentar el riesgo de candidiasis vaginal.
  • Sistema inmunológico debilitado. Si el sistema inmunológico está debilitado, es más probable que se desarrolle una infección por hongos.
  • Antibióticos. El uso prolongado de antibióticos puede alterar el equilibrio natural de la flora vaginal, lo que puede favorecer el crecimiento excesivo de Candida.
  • Diabetes. Las mujeres con diabetes tienen un mayor riesgo de desarrollar candidiasis vaginal debido a los niveles elevados de azúcar en la sangre, que pueden favorecer el crecimiento de hongos.

La candidiasis vaginal se puede tratar con cremas o pomadas antifúngicas que se aplican directamente en la zona afectada. También se pueden recetar medicamentos orales. Es importante seguir las instrucciones del médico y completar el tratamiento para evitar recurrencias.

Es importante también llevar una buena higiene personal y mantener la zona vaginal limpia y seca, evitar el uso excesivo de productos químicos y usar ropa cómoda y transpirable. Asimismo, es recomendable evitar tener relaciones sexuales durante el tratamiento y evitar el uso de productos irritantes como jabones perfumados, cremas y talcos.

Entradas relacionadas

×