Skip to content

Nuestro intestino en verano

93e274b8163cbb28572c4764edc937cd

Durante el verano, es importante prestar atención a la salud de nuestro intestino y asegurarnos de proporcionarle los nutrientes adecuados. Aquí te dejamos algunos tips para cuidar de él:

Hidratación adecuada: Beber suficiente agua es esencial para mantener nuestro tracto intestinal saludable. El calor del verano y la sudoración puede llevarnos a una mayor pérdida de líquidos, por lo que es importante mantenerse hidratado; evitando así el estreñimiento.

  • Fibra dietética: La fibra es fundamental, ya que ayuda a promover el movimiento regular de los alimentos a través del sistema digestivo. Consumir una variedad de frutas, verduras, cereales integrales, legumbres y nueces puede proporcionar la cantidad adecuada de fibra para mantener un intestino saludable.
  • Alimentos frescos y ligeros: En esta época, tenemos acceso a una amplia variedad de frutas y verduras frescas. Estos alimentos son ricos en vitaminas, minerales y antioxidantes, que ayudan a mantener la salud del intestino y promueven una digestión adecuada. Además optar por comidas ligeras y frescas puede ayudar a aliviar el malestar digestivo asociado con altas temperaturas.
  • Evita el exceso de alimentos procesados y azúcares: Es importante limitar el consumo de alimentos procesados y azucarados. Los alimentos procesados y altos en azúcares pueden alterar el equilibrio de bacterias en el intestino y promover el crecimiento de microorganismos no saludables.
  • Probióticos: Los probióticos promueven una mejor digestión evitando problemas intestinales, ya que nuestras rutinas y hábitos cambian bastante durante nuestras vacaciones.

¿Por qué es importante tomar probióticos en verano?

Tomar probióticos en verano puede ser beneficioso por varias razones:
En primer lugar, ayuda a fortalecer el sistema inmunológico; que es especialmente importante en verano cuando estamos expuestos a diferentes factores ambientales y pueden aumentar las probabilidades de infecciones y enfermedades.
Como ya sabemos, muchas veces en las vacaciones podemos llegar a tener momentos de estrés enfrentándonos a viajes, eventos sociales o cambios en la rutina; lo que provoca un efecto negativo del funcionamiento del sistema digestivo. Los probióticos pueden ayudar a tener un efecto positivo en la reducción del estrés, y a su vez a mejorar la salud intestinal.

El intestino alberga una gran cantidad de bacterias, tanto beneficiosas como perjudiciales. Los probióticos son bacterias beneficiosas que ayudan a mantener un equilibrio saludable de la flora intestinal. Durante el verano, cuando podemos estar expuestos a cambios en la alimentación, viajes o comidas fuera de casa, tomar probióticos puede ayudar a mantener el equilibrio y prevenir desequilibrios en la microbiota intestinal.

Y para completar está sección, tenemos la mejor absorción de los nutrientes en el intestino. Cuando es esta época aumentamos el consumo de alimentos frescos y saludables, asegurarse de que el cuerpo absorba adecuadamente los nutrientes es fundamental. Gracias a la ayuda de los probióticos, logran descomponer los alimentos y a liberar los nutrientes esenciales, mejorando su absorción y utilización por parte del cuerpo.

Entradas relacionadas

×